Malas Noticias Sobre Tu Pastor
por Ricardo Murphy


Version Imprimible
PDF

Las malas noticias de hoy día: los pastores están enfrentados con más estrés, más problemas y más desafíos que jamás. Las estatísticas hoy son espantosas. Más y más pastores están saliendo sus ministerios. ¿Porqué? Porque son humanos y no pueden hacer todo lo que todos esperan que sean.

Nosotros, la Iglesia, esperamos que los pastores tomen unos papeles que no son llamados a tomar. En vez de dejar a Dios a definir el ministerio de un pastor, hemos creado nuestra propia definición. Esta definición le saca de ser nuestro líder y protector espiritual, y le establece como nuestra niñera y nuestro siervo.

Mire a estas estatísticas espantosas:

  • 1,500 pastores salen cada mes del ministerio debido a un fracaso moral, apagón espiritual o contiendas en sus iglesias.

  • 4,000 nuevas iglesias abren cada año, pero más de 7,000 iglesias cierran sus puertas.

  • 80% de los pastores y 84% de sus esposas se sienten inadecuados y desanimados en sus papeles como pastores.

  • 50% de pastores son tan desanimados que dejarían el ministerio si podían, pero no tienen otra manera para hacer un sustento.

  • 85% de los pastores dijeron que su mas grande problema es que estan bien cansados de tratar con gente problematica, tales como los ancianos disgustados, los deaconos, los lideres de alabanza y sus equipos, los miembros del comite, y con sus pastores asociados. 90% dijeron que la cosa la mas dificil en el ministerio es tratando con la gente irresponsable y desenfrenada.

  • 80% de las esposas de pastores se sienten que su marido es grandemente abrumado de trabajo.

  • 80% de las esposas de pastores se sienten abandonadas y no apreciadas por los miembros de su iglesia.

  • 80% de las esposas de pastores anhelan que su marido escoga otra profesion.

  • 80% de las esposas de pastores se sienten presionadas a hacer cosas y ser alguien en la iglesia que no lo son.

  • La mayoria de las esposas de pastores que fueron encuestados dijeron que el evento lo más destructivo que occurió en su matrimonio y familia fue el día cuando entraron al ministerio.

La mala noticia es que su pastor, como los pastores por todas partes, está en riesgo de llegar a ser otra estatística. Se espera que él haga tanto, sea tanto, y dé tanto que muchas veces no le queda nada para el. Nosotros, la Iglesia, no podemos permitirnos el lujo de perder pastores debido a contiendas y apagón espiritual.

¿Qué Puede Hacer?

Ore por Su Pastor

El mejor regalo que puedes dar a tu pastor es tomar el tiempo de orar por él. Debemos darnos cuenta de que los pastores y otros ministros son blancos principales por el diablo. Pero, si él puede causar un ministro a caer, él puede también lastimar a las vidas de muchos otros creyentes. Tenemos una responsabilidad ante Dios para levantar nuestros lideres en oración, y pedir la protección de Dios sobre sus vidas.

Sea Razonable en sus Expectaciones

Demasida gente espera que su pastor sea "superman." He escuchado a numerosos relatos concernante aquellas personas que esperan que su pastor recoga sus niños de la escuela, les hable cuando no pueden dormir, corte su césped y repare su auto. Dios ha dado instrucciones claras sobre las responsabilidades específicas que pertenecen a los pastores. Déjalo ser pastor, y proteje el llamado y la unción que Dios puso sobre su vida.

Recompense Muy Bien

Hay un dicho sobre el comité de una iglesia que oro como esto," Señor, manten humilde nuestro pastor, y nosotros le mantendremos pobre." Este actitud es demasiado commún. Los pastores y sus familias tienen las mismas necesitades financiales como los otros en la congregación. De hecho, a menudo tienen más gastos, a causa de las necesitades de tanta gente que les vista, además de ministrar a ellos también.

Cuando Dios estableció el diezmo, el Dijo que tenía que ir a los levitas (los ministros); no para pagar la renta/hipoteca de la iglesia, la cuenta eléctrica, o el viaje por los jovenes. En aquella época, los levitas se consistían de unos 7% de la población de Israel. Por lo tanto, si todos diezmaron, los levitas recibieron un poco más del sueldo promedio de la congregación.

Esto es una buena guía por nosotros usar hoy día. Un pastor debe recibir un poquito más del sueldo promedio de su congregación. Esto permitirá que su familia viva y ministre sin preocuparse sobre dinero.

Respeta Su Privacidad y Su Tiempo

Frecentamente, ser un pastor es un trabajo de 24 horas. Si es verdad que siempre hay emergencias que surgen a unos tiempos muy malos. Pero, la gripa o una uña cortada no son emergencias. Tu pastor necesita tiempo para estudiar, orar, relajar, y tiempo para pasar con su familia.

Los hijos de los pastores han llegado a ser una broma en nuestra sociedad de hoy. Aunque la iglesia les espera ser perfectos, el mundo espera que sean infernales. ¿Porqué? Porque usualmente lo son. Porque su padre está tan ocupado atendiendo a todos los demás, que no tiene tiempo por su propia familia. No esperes que deje a su esposa y sus niños para atender a los suyos. Esto es tu papel.

Asegúrate que tu Pastor y tu Pastora sepan que Ustedes les Aprecian y Valuan

Todos necesitan ánimo de vez en cuando. Uno de los dones motivadores mencionados en Romanos 12: 6-8 es la exhortación. Este don le falta muchisimo en el Cuerpo de Cristo hoy. Le falta especialmente hacia aquellos en el ministerio. Esperamos que ellos nos animen, olvidando que ellos necesitan ésto también. Una palabra amable o alentadora, una carta, o aún un regalito hará maravillas para edificar tu pastor y apoyarle a continuar en el llamado que Dios le ha dado.


No dejes que tu pastor sea una estatística. Sé una bendición a él, para que él puede continuar a ser una bendición a tí.


Estas estatísticas vinieron a través de líneas denominacionales, y han sido compiladas de varios fuentes fiables tales como Pastor a Pastor, Enfoque en la Familia, Ministerios de Hoy, Charisma Magazine, Ministerios TNT, Cruzada Universitaria para Cristo y Red Mundial de Pastores

Copyright © 2003 por Richard A. Murphy,  Maranatha Life  Todos derechos reservados.