Ezequiel 37
Los Huesos Secos

por Ricardo Murphy


English
Version Imprimible

Este estudio es hecho de la vista de lo que Dios hizo con Ezequiel, no de los que Dios hizo con los huesos. Tomamos el papel de Ezequiel, y nuestra ciudad y las iglesias toman el papel de los huesos secos.

1 - La mano del Señor vino sobre mí, y me sacó en el Espíritu del Señor, y me puso en medio del valle que estaba lleno de huesos.

  • Si tratamos de operar sin la ayuda y la dirección del Espíritu Santo, no alcanzamos nada.

  • Jesús solamente hizo las cosas que el vio su Padre haciendo, necesitamos la misma actitud que Él tuvo.

  • Dios nos llevará a los lugares que Él necesita para sus propositos, si le permitamos.

2 - Y El me hizo pasar en derredor de ellos, y he aquí, eran muchísimos sobre la superficie del valle; y he aquí, estaban muy secos.

  • Hay una sobreabundancia de sequedad (falta de agua viva) dentro de la iglesia hoy día. Dios quiere que veamos esto, no para vivir dentro de esta falta, pero para andar cerca y ver lo que esta pasando en la iglesia.

  • Necesitamos nuestros ojos abiertos a lo que está alrededor de nosotros. ¿Si no vemos, cómo haremos lo que es necesario para cambiar este mundo?

3 - Y El me dijo: Hijo de hombre, ¿vivirán estos huesos? Y yo respondí: Señor Dios, tú lo sabes.

  • Dios quiere pedirnos varias preguntas para causarnos a pensar. Él no necesita nuestras repuestas, pero cuando Él nos pregunta es para que podamos aprender algo.

  • Cuando Jesús tenía 12 años sus padres lo dejaron  en Jerusalen. Cuando regresaron lo encontraron en el templo placticando con los sacerdotes y expertos sobre la ley. Ellos eran pidiendo preguntas a Jesús y "fueron asombrados por sus represtuas." Podemos conocer a una persona inteligente por sus preguntas, más que por sus respuestas. Solamente alguien sabio e intelegente puede pedir buenas preguntas.

  • No necesitamos demonstrar nuestra sabiduria y entendimiento a Dios. Necesitamos aprender de Él. Ezequiel demonstró la sabiduria por su respuesta a Dios.

  • Dios sabe sus propios planes. No necesitamos explicarle lo que necesita hacer, necesitamos oír de Él. Muchos creyentes dicen, "Señor, esto es mi plan, por favor, bendígalo." En vez de esto, necesitamos decir, "Señor, cuál es tu plan, yo quiero ser una parte de tu plan." El plan de Dios está siempre bendcida.

4 - Entonces me dijo: Profetiza sobre estos huesos, y diles: "Huesos secos, oíd la palabra del Señor.

  • Antes de hacer una profecia, necesitamos oír de Dios. Necesitamos nuestras orejas espirituales escuchando la voz de Dios. También, necesitamos tiempo reservado para oír su voz.

  • Hay una enseñanza en el Cuerpo de Cristo hoy día, que viene del movimiento "Palabra de Fe" que dice que necesitamos declarar "profecias" que son verdaderamente solamente declaraciones de fe. Las declaraciones de fe son buenas, pero no son profecias. Necesitamos entender la diferencia entre la profecia y las declaraciones de fe. Si solamente declaramos algo eso no quiere decir que es una profecia. Es solamente una profecia cuando el Espíritu Santo dice esta cosa a través de nosotros.

  • Una de las razones por la profecia es impartir la vida en las cosas que están espiritualmente muertas. Dios causó Ezequiel a hablar las palabras de vida a aquellos huesos secos. Dios quiere que nosotros, los creyentes de hoy, hablemos palabras de vida espiritual a las iglesias muertas, los corazones muertos, y las personas que están espiritualmente muertas.

  • Necesitamos recibir profecias del Señor por nuestra ciudad. Necesitamos su palabra, su plan, su propósito, y necesitamos declarar estas cosas con las palabras de Dios. Esto puede causar resultados maravillosos.

5-6 - "Así dice el Señor Dios a estos huesos: He aquí, haré entrar en vosotros espíritu, y viviréis. 6 Y pondré tendones sobre vosotros, haré crecer carne sobre vosotros, os cubriré de piel y pondré espíritu en vosotros, y viviréis; y sabréis que yo soy el Señor.' "

  • El método favorito de Dios para la evangelización es una demonstración de Su poder.

  • Esta frase "sabréis que yo soy el Señor" es muy común en la escritura. Dios muestra su poder para que nosotros, los pueblos del mundo, sabemos que Él es Dios.

  • Tenemos  una tendencia de pensar que necesitamos la presencia del Señor "su soplo" primero, antes que vienen la gente "los tendones y la carne." Pero, aquí Dios dice, que necesitamos más que solamente "los huesos y la estructure de la iglesia" antes que Él puede llenarnos con su sopla. Necesitamos una "masa criítica" de gente, para que Él tenga  algo para soplar avivamiento dentro.

7 - Profeticé, pues, como me fue mandado; y mientras yo profetizaba hubo un ruido, y luego un estremecimiento, y los huesos se juntaron cada hueso con su hueso.

  • Uno de los problemas en la iglesia de hoy es una falta de unidad. Si nosotros, especialmente los ministros, no somos unidos "hueso a hueso" no habrá la estructura que necesitamos por "la carne" (la gente) de la iglesia.

  • Me gusta más Samos 133:1 en español que en inglés. Este versículo dice, "juntos (unidos) en armonía." La armonia es un término musical que refiere a algunas notas musicales que son diferente, pero cuando estas notas están tocado juntos, hay un hermoso sonido. Las notas no son las mismas, y no necesitan ser las mismas. Lo que necesitamos es trabajar juntos para hacer un hermoso sonido (un hermoso trabajo).

  • Primeramente él oyó, entonces habló y entonces Dios movió. Esto es la manera de Dios. Necesitamos seguir a Dios de esta manera.

8 - Y miré, y he aquí, había tendones sobre ellos, creció la carne y la piel los cubrió, pero no había espíritu en ellos.

  • Muchas veces esperamos demasiado de los nuevos creyentes. La iglesia tiene una tendencia de decir que ellos necesitan ser perfectos antes de ser salvos. Pero, necesitamos traerles a Jesús primero, y luego podemos trabajar acerca de cambiar sus vidas.

  • Nota que los huesos necesitaron ser juntados antes de que la carne podía crecer sobre ellos. Comúnamente, estamos buscando a la gente (los músculos) para llenar la iglesia antes de que los huesos (ministros) sean juntados.

9 - Entonces El me dijo: Profetiza al espíritu, profetiza, hijo de hombre, y di al espíritu: "Así dice el Señor Dios: Ven de los cuatro vientos, oh espíritu, y sopla sobre estos muertos, y vivirán. '"

  • La única manera que Dios puede mover aquí en el mundo es a través de las palabras, oraciones, y acciones de su pueblo. El ya ha hecho todo que necesitó hacer; ahora es nuestra obra hacer la voluntad de Dios aquí en el mundo.

  • Jesús solamente hizo los hechos que Él vio haciendo su Padre (Jn 5:19). ¿Porque pensamos que podemos hacer las cosas que Dios no está haciendo? No tenemos el derecho presentar nuestro plan a Dios para su bendición; nuestro papel es obedecerlo y completar su plan.

  • En Génesis capítulo dos, Dios sopló la vida en Adan. Cuando Dios sopla, hay vida.

  • Necesitamos un cuerpo (el Cuerpo de Cristo) para que llegue el soplo de Dios.

10 - Y profeticé como El me había ordenado, y el espíritu entró en ellos, y vivieron y se pusieron en pie, un enorme e inmenso ejército.

  • Cuando obedecemos a Dios, esto trae vida. Cuando hablamos la Palabra de Dios, esto trae vida también.

  • Tenemos un problema con nuestras palabras. Proverbios 18:21 dice: "Muerte y vida están en poder de la lengua..." Cuando hablamos palabras de duda y de miedo, estamos hablando muerte. Necesitamos hablar palabras de fe, que traen vida. Necesitamos las declaraciónes que traen vida espiritual en nuestras ciudades, communidades, y nación. Esto es probablamente el punto más importante de todo este estudio. ¡Nuestras murmuraciones pueden destruir nuestras obras!

  • Dios usó las palabras del profeta Ezequiel para traer vida a lo que fue muerte. Dios puede usar nuestras palabras, cuando Él tiene el control de ellas, para traer vida espiritual a nuestros lugares de muerte (nuestras ciudades). Sin embargo, si no permitimos a Dios hablar a través de nosotros, pues Él no puede traer la vida a través de nosotros.

11 - Entonces El me dijo: Hijo de hombre, estos huesos son toda la casa de Israel; he aquí, ellos dicen: "Nuestros huesos se han secado, y nuestra esperanza ha perecido. Estamos completamente destruidos."

  • Cada lugar en que la Biblia habla sobre Israel, o los judíos, está hablando sobre la iglesia de hoy. Somos el Israel espiritual de hoy.

  • Verdaderamente la iglesia es seca y llenada con muerte. Pero, cuando seguimos el plan que está en estos versículos, habrá vida en la iglesia otra vez.

  • Los huesos secos (aquellas personas que no tienen la agua viva de Dios) dicen tres cosas:

  • Somos secos - tenemos una falta de agua vida, el poder viviente del Espíritu Santo.

  • No tenemos esperanza - aunque nuestro Dios es un Dios de esperanza, porque hemos sido lejos de Él, hemos perdido nuestra esperanza. Somos desviados de la vision y el plan de Dios, pues llegamos a ser desanimados por ver lo que está alrededor de nosotros.

  • Estamos completamente destruidos - somos solos, Dios no esta con nosotros, ni nadie otro. No tenemos ningúna abilidad. No hay nadie que cuida de nosotros.

12-13 - Por tanto, profetiza, y diles: "Así dice el Señor Dios: He aquí, abriré vuestros sepulcros y os haré subir de vuestros sepulcros, pueblo mío, y os llevaré a la tierra de Israel. 13 Y sabréis que yo soy el Señor, cuando abra vuestros sepulcros y os haga subir de vuestros sepulcros, pueblo mío.

  • Dios creó la iglesia para ser un lugar de vida, pero por falta del Espíritu de Dios ella ha llegado a ser un lugar de muerte. Solamente Dios puede sacarnos de la muerte espiritual a la vida espiritual.

  • Dios dijo cuatras cosas a los huesos secos:

  • Yo voy a abrir los sepulcros - aunque ustedes sienten que estan entrampados en un lugar de la muerte, sin tener una salida, yo voy a abrir estos lugares y les demostraré su libertad.

  • Yo causaré a ustedes salir de sus sepulcros - Yo tengo un lugar mejor por ustedes. Ustedes no necesitan vivir en un lugar de muerte. Yo tengo un lugar de vida por ustedes, yo quiero traerles a este lugar.

  • Yo quiero soplar mi Espíritu dentro de ustedes - Mi espiritu trae vida. Cuando mi Espíritu está dentro de ustedes, ustedes tendrán vida y poder. No tengo solamente mi Espíritu disponible por ustedes, pero deseo que mi Espíritu more en ustedes, para animar y obrar a través de ustedes.

  • Yo quiero enviarles a  heredar la tierra - hay un propósito para tener mi vida y mi Espíritu dentro de ustedes; esto es para poseer la tierra. No es suficiente estar dentro de la tierra, ustedes tienen que señorear sobre la tierra. La tierra no pertenece a Satanás, ni a los incrédulos, la tierra pertenece a mi pueblo.

14 - Pondré mi Espíritu en vosotros, y viviréis, y os pondré en vuestra tierra. Entonces sabréis que yo, el Señor, he hablado y lo he hecho'- declara el Señor. "

  • Ahorita, la tierra no pertenece a nosotros, sino pertenece al enemigo. Pero, cuando el ejército de Dios crezca, y tome su propio lugar, esta tierra volverá a nosotros. Dios quiere su voluntad completada a través de nosotros. No solamente para conocer que Dios lo hizo, pero que todos los otros lo conoczcan también.

  • Cada vez que algo está repetido en la biblia es por énfasis. Dios dijo aquí y también en versículo 13 que va a poner su Espíritu dentro de nosotros; hay un grande énfasis en esto. El propósito de Dios es que su Espíritu está dentro de nosotros para animarnos. Esto no es solamente un deseo de Dios, pero es un deseo fuerte.

Copyright © 2000 por Richard A. Murphy,  Maranatha Life  Todos derechos reservados.